El secreto para superar un mal día en el trabajo

¿Día duro en el trabajo? Te compartimos estos 5 consejos para superar un mal día de trabajo.

Comparte los mejores tips del mundo de los negocios y lleva tu empresa al siguiente nivel.
Share on Facebook
Facebook
1Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on Google+
Google+
0

Todos hemos tenido un día en donde nada sale bien. Momentos donde, a pesar de haber dado tu mejor esfuerzo, los resultados de tu trabajo no son lo que esperabas. En consecuencia, te sientes decepcionado de ti mismo y empiezas a dudar de tus capacidades laborales. Aunque no lo creas, estas situaciones son más comunes de lo piensas y, de hecho, son una gran oportunidad de aprendizaje.Te damos algunos tips para que pases este trago amargo y lo conviertas en una experiencia provechosa.

 

1.No te culpes

Es posible que, luego de haber cometido un error, tengas pensamientos negativos sobre tus habilidades y desempeño.¡Tranquilo! Recuerda que todos podemos cometer errores y que no eres el único que ha pasado por esta situación. Trata de asumir la responsabilidad de tus acciones sin generar sentimientos de culpa o castigo.

 

 

2.Habla con alguien 

Siempre es bueno compartir los momentos difíciles con un amigo o un buen colaborador de trabajo. Esto te ayudará no sólo a liberar tus emociones negativas, sino también a detectar la razón de tu problema y a encontrar una solución. Recuerda que no hay nada de malo en pedir ayuda a otras personas. De hecho, es una gran forma de aprender.

 

3.Deja ir la mala energía 

Definitivamente mantenerse positivo es más fácil de decir que hacer. Sin embargo, es necesario que trates de soltar las malas emociones lo más pronto que puedas. Aunque es difícil, recuerda esto te beneficiará anímicamente y en el desempeño de tus labores. Además, evitará que descargues tu frustración en otros colaboradores de trabajo e incluso tu familia.

 

 

4.Toma una taza de té al aire libre  

Una gran manera de liberar la tensión es tomarte una taza de té caliente (¡nada de café!). Hazlo al aire libre y concéntrate en las sensaciones que te rodean: el ruido de las aves, el viento que pasa, el calor que emana de la taza…hacer esto te permitirá despejar tu mente y recargar tus energías.

 

5.Desconéctate 

Cuando llegues a casa, no sigas trabajando.Recuerda que es necesario mantener separado el trabajo del hogar; si todavía quedan cosas pendientes por hacer, espera hasta mañana para hacerlo. Estarás más despejado y podrás analizar objetivamente tus áreas de oportunidad, así como tus aciertos.

 

 

Fuente

Universia.com

 

Comparte los mejores tips del mundo de los negocios y lleva tu empresa al siguiente nivel.
Share on Facebook
Facebook
1Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on Google+
Google+
0

Related Post

Deja un comentario